La magia del baile de salón

baile de salon

Los bailes de salón se pueden definir como las danzas que un grupo de personas bailan en pareja, en una sala, o también en espacios abiertos, con ocasión de un acontecimiento social o fiesta. El baile es un enlace de movimientos aprendidos, al compás de una música, que acaban formando una coreografía de la modalidad que se baila.

Aparte de los pasos y las figuras que se ejecutan, los bailadores tienen que mantener una postura del cuerpo y una posición respecto de la pareja que faciliten los cambios de pasos y las figuras, y que unifiquen la pareja, como si fuera una sola pieza, para coordinar las evoluciones.

Normas básicas del baile de salón

En general, la posición y la postura más básicas de la mayor parte de los bailes de salón tienen que seguir estas reglas mínimas:

  • Con la cabeza levantada y la espalda recta.
  • Normalmente la mano izquierda del chico coge la mano derecha de la chica, con el brazo a la altura del hombro, más o menos estirado según el baile. El brazo derecho coge a la chica por la espalda, un poco por debajo el hombro y lo acompaña o la suelta, según sus evoluciones. Los brazos derechos e izquierdo tienen que estar en linea (los codos a la misma altura), un poco separados del cuerpo y con los hombros relajados.
  • La mano derecha de la chica coge la mano izquierda del chico, y el brazo izquierdo descansa sobre el brazo derecho de su pareja, sin dejar caer ni hacer presión hacia abajo.
  • La distancia entre los bailadores depende de la modalidad de baile. Además de la postura básica, en algunos bailes, según la modalidad, encontramos diferentes posiciones de los componentes de la pareja: de lado, de cara, interpuesta y abierta, en las cuales los brazos y los pies también se colocan diferente

Cualidades del baile de salón

  1. Nos ayuda a percibir los ritmos, a diferenciarlos y a conocer los diferentes tipos de música.
  2. El aprendizaje es sencillo, progresivo y se puede adaptar a cada persona.
  3. Es una actividad física idónea para todo el mundo, a todas las edades, porque no requiere, en principio, calidades físicas especiales.
  4. La técnica es un elemento importante que marca el estilo de la danza. Dominar la técnica,
    permite adquirir seguridad en las evoluciones y disfrutar del baile.
  5. El hecho de bailar en parejas formadas por personas de diferente sexo implica una
    comunicación compartida, debido a la necesidad de entenderse con el otro y bailar
    coordinadamente.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *